Dicembre  2019
Lun Mar Mer Gio Ven Sab Dom
   
  1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31  

Argentina: Continúa el Encuentro

 

DSC_1384Segunda jornada del Encuentro

La jornada de hoy comenzó con la oración de la mañana, animada con una presentación por la comunidad de Victoria.

A continuación tuvimos una videoconferencia vía skype con Madrid para dialogar con Javier Rodríguez Méndez, recientemente reelecto como Coordinador general del MLO.

Fue un lindo momento donde Javier dejó un mensaje para todos los presentes centrado en los puntos claves de la última Asamblea general del MLO en cuanto a consolidar la estructura, que dote al Movimiento de visibilidad al interno de la familia orionita y de la Iglesia. También que esto haga que el MLO trascienda en el tiempo. Por último mencionó la aprobación del proyecto formativo para el próximo trienio y la importancia de la formación en la vida del laicado orionita. Un agradecimiento a Javier por su cercanía y calidez que fue tan bien recibida por el auditorio.

En el curso del día se leyeron distintos mensajes recibidos del Padre Eldo Musso, Consejero general encargado del MLO, de la Hna. Bernadeth de Oliverira, Consejera general encargada del MLO y del Coordinador territorial de Chile Juan Carlos Zapata Donoso.

La iluminaciones del día estuvieron a cargo de la Hna. María Jesús Nieva, Consejera provincial encargada del MLO quien presentó el tema de la Fe en Don Orione y del Padre Gustavo Roffi, párroco de Nuestra Señora de los Desamparados de Córdoba quien, acompañado por laicos de la Parroquia, hizo una presentación y celebración en torno al tema central del Encuentro: “La caridad abre los ojos a la Fe”

La Misa dominical fue presidida por el P. Juan Manuel González recientemente ordenado.

Por la tarde los participantes escucharon un video mensaje enviado por el Superior general Don Flavio Peloso.

La jornada finalizó con una noche festiva donde se presentó la murga “La esquina de Don Orione” animada por laicos y residentes del Cottolengo de Claypole. Por último un poco de música y baile para cerrar una intensa jornada de trabajo y alegría.