Dicembre  2019
Lun Mar Mer Gio Ven Sab Dom
   
  1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31  

MLO URUGUAY – Escuela de Formación Orionita

 El 10 de agosto se llevó a  cabo un nuevo Encuentro formativo en Montevideo, Uruguay. Esta vez el Cottolengo Masculino  fue la sede de la EFO. Animó la jornada, el Padre Facundo Mela, quien, con este fin, viajó desde Argentina. El tema  desarrollado fue “Ser Don Orione hoy: CARIDAD, RESILIENCIA y MEMORIA.

El Encuentro estuvo acompañado de una nutrida catequesis, relatos y anécdotas que hicieron posible sentir que todos estamos invitados a responder al llamado para caminar Tras las Huellas de San Luis Orione.

Con claridad y sencillez el P. Facundo fue abordando cada tema, todos cargados de un profundo contenido.

Para tratar el  concepto de  CARIDAD, nos llevó a definir ¿Qué es el Cottolengo?, basado en la Publicación de Don Orione del 13 de Abril de 1935. Es ésta, una genial descripción de nuestro Padre Fundador sobre su experiencia al ver pasar a San Benito Cottolengo, con sus “desamparados”. Él adoptó esta palabra del idioma español y lo utilizó aun cuando escribía en italiano, por ser quizás, el vocablo que mejor define y expresa su concepto de “Providencia” y de “Pobre”.  “Desamparado es quien no tiene providencia” (P. Flavio Peloso)

Recorrimos también el origen de lo escrito sobre  “las puertas del cottolengo” y que se encuentran en la obra Los Miserables de Víctor Hugo (1866), presentado por él como un ideal, como un sueño. Don Orione nos dice que ya hacía 35 años, Turín  tenía esa puerta, en la casa de San Benito Cottolengo.

Sobre la RESILIENCIA, el P. Facundo presentó como modelo, en especial para los jóvenes, la vida de sufrimiento y de superación de nuestro Santo de familia, Fray Ave María.

Finalmente para el trabajo de la MEMORIA, nos deja la inquietud de retomar los estudios del paso de Don Orione por nuestras tierras, lugares, personas que lo conocieron, primeros misioneros y cuál es el aporte de Don Orione  a la sociedad uruguaya,  así como también  la peculiaridad del aporte de Uruguay al Carisma

Culminamos la jornada enriquecidos y con la inquietud de continuar el camino de estudio e investigación emprendido hace ya muchos años en Uruguay.

Estuvimos presentes religiosos, religiosas, representantes del ISO y laicos de las distintas Comunidades Parroquiales y de los Cottolengos.

Agradecemos a Dios el haber compartido una Jornada plena de espiritualidad, al P. Facundo por su generosa disposición para llegar hasta aquí y a cada uno de los que hicieron posible este Encuentro, nos unimos en oración para que el Santo Espíritu nos impulse y nos reencuentre en la próxima EFO.

¡AVE MARÍA Y ADELANTE!