Novembre  2017
Lun Mar Mer Gio Ven Sab Dom
   
  1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30  

MLO URUGUAY – Escuela de Formación

En esta oportunidad la EFO se realizó en el Cottolengo Femenino de Montevideo, el día 3 de junio.

Se trabajó sobre la ficha de formación para el presente año: QUEREMOS ARDER DE FE Y CARIDAD EN LAS RELACIONES DE FAMILIA Y ENTRE NOSOTROS. ESPIRITUALIDAD DE COMUNION.

EDUCAR PARA LA COMUNION… UNA FE QUE MUEVE A LA CARIDAD.

La rápida y, en ocasiones contradictoria evolución de nuestro tiempo suscita desafíos educativos que nos interpelan… En una sociedad global y diversificada al mismo tiempo, local y planetaria, que alberga modos diversos y contrastantes de interpretar el mundo y la vida, los jóvenes se encuentran ante diferentes propuestas de valores y contravalores cada vez más estimulantes, pero también cada vez menos compartidos. A esto, se añaden las dificultades de los problemas de estabilidad de la familia, o bien de situaciones de malestar y de pobreza…

El desarrollo del tema y la metodología de trabajo giraron en torno a la coordinación  de un  equipo animador integrado esta vez por Adriana, Ana y Gloria, con el apoyo y participación de los asesores espirituales, Padre Manuel y Hna. Adriana, también participaron las Hnas. Tamara y Laura.

Estuvieron presentes las hermanas integrantes del ISO, Blanca y Beatriz,  laicos de Montevideo y Canelones y jóvenes voluntarias cercanas a la Obra.

Frente al tema  de la Educación actual que nos interpela, se trabajan los gestos de familia y educadores que nos transmitieron los valores evangélicos que nos forman.

Inspirados en el cuento: “El mensaje de los calcetines”, correspondiente a la Ficha; recorrimos nuestras experiencias personales y las experiencias que nuestro Padre Fundador San Luis Orione nos transmitió  a través de sus cartas. Compartimos respuestas espontáneas casi sin movernos con quienes teníamos cerca.

Atendiendo a la Vigilia Pentecostal en una segunda instancia hicimos la adoración al Santísimo, cuya  presencia entre nosotros hizo  posible un profundo momento de oración que mucho necesitamos y agradecemos. Sin duda el Espíritu Santo actuó en este Encuentro que tanto nos enriqueció, que Él sea nuestra guía y nuestra fuerza durante el año.

La Eucaristía nos reunió en torno al altar donde pudimos escuchar la Palabra de Dios y dar gracias por lo vivido

Y al final compartimos el cafecito y la torta dulce recordando la tradición de nuestro Padre San Luis Orione.